El día de la liberación fiscal

El día de la liberación fiscal

El día de la liberación fiscal es el día en que dejas de trabajar para Hacienda y  empiezas a trabajar para ti, o para el banco, si es que tienes un préstamo con una entidad financiera. Por término medio en España el día de la liberación fiscal se produce pasados los primeros seis meses del año. Es decir, por término medio trabajamos seis meses para la Hacienda Pública. Y, antes de que acabe esa fecha, hay que cumplir con la Administración Tributaria. Efectivamente antes del 30 de junio, todos los años, debemos presentar la declaración del IRPF  a  la Agencia Tributaria. Tenemos que echar cuentas con Hacienda y ver si la declaración nos sale a pagar o a devolver. ¿Pero realmente sabemos lo que le pagamos al fisco? Evidentemente el 30 de junio sabemos lo que tenemos que pagar en esa fecha o lo que el fisco nos devolverá. ¿Pero sabemos lo que nos cuesta la factura de Hacienda al cabo del año? Más bien, nadie lo sabe.  No es lo que pagas en junio, sino lo que has pagado durante todo el año en imposición directa, mes a mes, en las retenciones de las nóminas, en los dividendos o en los alquileres. ¿Realmente sabemos cuánto es? Y si sale a devolver nos quedamos tan contentos, porque no tenemos que realizar ningún ingreso al fisco, pero es que, en el fondo, ya lo hemos adelantado durante el año; hemos ingresado de más, o dicho en otras palabras, le hemos concedido un préstamo a la Hacienda Pública por el importe de la devolución. Un préstamo a un año y a tipo...
De la hipoteca a la pensión

De la hipoteca a la pensión

Durante los últimos años el pago de la hipoteca ha sido una de las principales preocupaciones de los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país. Un margen de población que abarca de los 30 a los 50 años ha dedicado grandes esfuerzos a afrontar el mayor gasto en el que repercute una familia media española: la hipoteca. Pues bien, los técnicos de Aviva y Deloitte han decidido dar la puntilla a nuestras vacaciones anunciándonos la cantidad de dinero que deberíamos ahorrar anualmente si queremos mantener un nivel de vida aceptable en nuestra jubilación. Ahora que muchos empezaban a ver la luz al final del túnel, ahora que ya se acercaba el día de la cancelación de la hipoteca, resulta que los planes de gastos han de moderarse y contenerse en aras a la jubilación. Por supuesto que no es nada nuevo y hace años que ronda sobre nuestras cabezas la posible quiebra del sistema de pensiones. La fórmula es sencilla: más esperanza de vida y menos natalidad dan un resultado preocupante en cuanto a la sostenibilidad de las pensiones. Según el informe “Un déficit significativo”, la cantidad que necesita ahorrar un joven de 20 años es de 2.700 euros anuales que se convierten en 6.500 euros si la edad son los 50 años. Por supuesto que todo son aproximaciones y claramente en breve habrá que revisar nuestro sistema y articular modificaciones importantes. Pero todo esto pone de relieve el “creciente papel que tendrá el ahorro privado” a la hora de planificar nuestro futuro. ¡Habrá que ir...
Saber si tenía seguro de vida

Saber si tenía seguro de vida

Nuestra sociedad cada vez elude más hablar sobre la muerte, por eso es habitual que tras el fallecimiento de un familiar surja una pregunta: ¿Tenía seguro de vida? La contestación es mucho más sencilla de lo que podemos imaginar gracias al Registro de Seguros de vida del Ministerio de Justicia. Ante la duda de si lo tenía o no y para evitar que el seguro de vida de un familiar se quede sin cobrar se puede solicitar un certificado, este procedimiento ha de ponerse en marcha 15 días después del fallecimiento. Tras la solicitud que puede realizarse en la misma página web del Registro de Seguros, por correo o presencialmente, se recibirá un documento en el que aparecerán los seguros de vida suscritos por esa persona y con qué aseguradora aunque no el beneficiario. Para conocer este último aspecto será imprescindible dirigirse a la compañía...