Aclarando el lío de los aplazamientos de Hacienda

Aclarando el lío de los aplazamientos de Hacienda

El pasado 2 de diciembre se aprobaba el Real Decreto Ley 3/2016 mediante el cual el Ministerio de Hacienda marcaba nuevas pautas para los aplazamientos de diferentes obligaciones tributarias. La nueva normativa indica que a partir del 1 de enero de 2017 se suprime la posibilidad de aplazamiento de las retenciones al tiempo que se introducen nuevos supuestos de deudas tributarias que tampoco podrán ser objeto de aplazamiento y cuyas solicitudes serán objeto de inadmisión, lo que implica la iniciación automática del periodo ejecutivo de pago aún cuando se haya solicitado el aplazamiento dentro del periodo voluntario. Los nuevos supuestos en los que no se podrá solicitar aplazamiento son los siguientes:

  • Las retenciones derivadas de impuestos repercutidos (como por ejemplo el IVA), salvo que se justifique que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente cobradas. Habrá que esperar a ver cual es el criterio que acepta Hacienda para demostrar las cuotas que no hayan sido cobradas y que se pretendan aplazar.
  • Las retenciones correspondientes a obligación tributaria de los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades.
  • Las liquidaciones tributarias confirmadas en virtud de resoluciones firmes cuando previamente hayan sido suspendidas durante la tramitación de los recursos o reclamaciones.

Como es lógico, la aprobación de esta nueva norma ha provocado una gran inquietud entre los trabajadores autónomos y las pymes. Para calmar los ánimos y marcar las pautas a seguir, la Agencia Estatal de Administración Tributaria ha publicado una nota aclaratoria en su página web especificando que los autónomos podrán seguir aplazando el IVA y el IRPF bajo las siguientes circunstancias:

  1. Si la deuda es inferior a 30.000 euros, no será necesaria la aportación de garantías y el plazo máximo de concesión será de 12 plazos mensuales.
  2. Si la deuda es superior a 30.000 euros, habrá que aportar garantías y además será necesario acreditar que las cuotas de IVA repercutido no han sido cobradas. El plazo máximo de concesión en este caso será de 36 plazos mensuales.

Se entiende que la mención a autónomos también es de aplicación a las personas jurídicas a las que pertenecen los autónomos societarios.

 

NO SE PIERDA NUESTRO RESUMEN DE PRENSA EN LA SECCIÓN DE ACTUALIDAD