Hacienda sólo puede registrar un domicilio si no existe otro medio menos invasivo

Hacienda sólo puede registrar un domicilio si no existe otro medio menos invasivo

LA LEY GENERAL TRIBUTARIA INDICA QUE PARA PODER ACCEDER AL DOMICILIO DE UN CONTRIBUYENTE SE DEBERÁ CONSEGUIR UNA AUTORIZACIÓN JUDICIAL   El pasado mes de noviembre se publicó la sentencia del Tribunal Supremo de 10 de octubre referente a las autorizaciones judiciales en el ámbito tributario para la entrada en domicilios de personas físicas. Esta sentencia es de máximo interés ya que el Tribunal Supremo ha concretado los requisitos que debe reunir una autorización judicial para la entrada y el registro de un domicilio particular. Según el tribunal la necesidad de entrada y registro debe de ser el único medio apto para obtener el fin legitimo perseguido por la Administración que, en el caso de las inspecciones tributarias, habrá de ser la obtención de unos datos imprescindibles -que no pueden conseguirse de otro modo menos invasivo- para determinar la existencia de un comportamiento ilícito del contribuyente o de un incumplimiento de las obligaciones que le incumben. Es decir, que el juez ha de considerar en primer lugar que la actuación inspectora considere que la medida que solicita es la más idónea para alcanzar sus objetivos. Así mismo, deberá de tener en cuenta el hecho de que no existe otra medida alternativa que no sea tan lesiva para el contribuyente. Y por último la medida ha de ser proporcional al caso concreto que se trate, por lo que se deberán ponderar  los beneficios que genere tal actuación frente al sacrificio del derecho fundamental del contribuyente de la privacidad de su domicilio. Por lo tanto, el Tribunal resalta la necesidad de que esté muy justificada la entrada y registro, ya que...