Hay que mirar el suelo de la hipoteca

Hay que mirar el suelo de la hipoteca

Titular en todos los medios de comunicación, el tema de las cláusulas suelo en las hipotecas es de plena actualidad. Por eso convendría dedicar un momento para mirar las posibilidades que tenemos de reclamar ese derecho. El Real Decreto aprobado el pasado día 21 de enero tiene por objeto el establecimiento de medidas que faciliten la devolución de las cantidades indebidamente pagadas a las entidades de crédito en aplicación de las cláusulas suelo contenidas en los contratos de préstamos hipotecarios. En virtud al mismo, las financieras deberán implantar un sistema de reclamación previa a la interposición de demandas judiciales. Los consumidores afectados podrán presentar las reclamaciones solicitando la devolución íntegra de las cantidades abonadas desde la fecha de la firma del contrato de préstamo hipotecario. Recibida la reclamación, la entidad de crédito deberá efectuar un cálculo de la cantidad a devolver. El consumidor manifestará si está de acuerdo con el cálculo. Una vez convenida la cantidad a devolver, el consumidor y la entidad de crédito podrán acordar la adopción de una medida compensatoria que puede ser distinta a la devolución del efectivo. El plazo máximo para que el consumidor y la entidad lleguen a un acuerdo y se ponga a disposición del primero la cantidad a devolver será de tres meses a contar desde la presentación de la reclamación. En el caso en que la entidad considere que la devolución no es procedente, comunicará al consumidor  las razones en que se motiva su decisión, dándose por concluido el procedimiento extrajudicial. Para abordar el asunto desde un punto de vista fiscal,  se ha modificado la Ley del IRPF con la incorporación de la Disposición Adicional...
El cálculo de cuotas de la Seguridad Social en un click

El cálculo de cuotas de la Seguridad Social en un click

Los trabajadores adscritos a la Seguridad Social ya pueden consultar el cálculo de sus cuotas gracias a un nuevo servicio puesto en marcha a través de la Sede Electrónica de esta administración. El “Servicio de consulta de cálculos de cuotas para trabajador” permite consultar los cálculos de cuotas en las liquidaciones que ya están confirmadas en el Sistema de Liquidación Directa o en RED Directo. La consulta estará disponible una vez finalizado el periodo de presentación de la liquidación. En este Servicio se facilitarán los cálculos de las cuotas existentes en una liquidación para el Número de Afiliación  vinculado al Identificador de Persona Física del interesado, así como los datos obrantes en los ficheros de la Tesorería General de la Seguridad Social que se han aportado para el cálculo de la misma. Hay que tener en cuenta que los cálculos mostrados se corresponderán siempre con el mes seleccionado aunque la liquidación pueda abarcar un periodo más amplio. Si en el mes seleccionado el número de afiliado estuviera incluido en más de una liquidación se mostrarán todas ellas, debiendo seleccionar el trabajador aquella sobre la que desea realizar la consulta. La información estará disponible una vez finalizado el periodo de presentación, siempre y cuando, el trabajador esté incluido en una liquidación confirmada. Por tanto el usuario tendrá la opción de consultar para cada mes seleccionado: los cálculos globales del trabajador, los cálculos particulares de un tramo o la consulta de datos del tramo. El acceso al servicio se realiza entrando en la Sede Electrónica de la Seguridad Social (www.sede.seg-social.gob.es). También se puede acceder a través de la página web de...
Aclarando el lío de los aplazamientos de Hacienda

Aclarando el lío de los aplazamientos de Hacienda

El pasado 2 de diciembre se aprobaba el Real Decreto Ley 3/2016 mediante el cual el Ministerio de Hacienda marcaba nuevas pautas para los aplazamientos de diferentes obligaciones tributarias. La nueva normativa indica que a partir del 1 de enero de 2017 se suprime la posibilidad de aplazamiento de las retenciones al tiempo que se introducen nuevos supuestos de deudas tributarias que tampoco podrán ser objeto de aplazamiento y cuyas solicitudes serán objeto de inadmisión, lo que implica la iniciación automática del periodo ejecutivo de pago aún cuando se haya solicitado el aplazamiento dentro del periodo voluntario. Los nuevos supuestos en los que no se podrá solicitar aplazamiento son los siguientes: Las retenciones derivadas de impuestos repercutidos (como por ejemplo el IVA), salvo que se justifique que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente cobradas. Habrá que esperar a ver cual es el criterio que acepta Hacienda para demostrar las cuotas que no hayan sido cobradas y que se pretendan aplazar. Las retenciones correspondientes a obligación tributaria de los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades. Las liquidaciones tributarias confirmadas en virtud de resoluciones firmes cuando previamente hayan sido suspendidas durante la tramitación de los recursos o reclamaciones. Como es lógico, la aprobación de esta nueva norma ha provocado una gran inquietud entre los trabajadores autónomos y las pymes. Para calmar los ánimos y marcar las pautas a seguir, la Agencia Estatal de Administración Tributaria ha publicado una nota aclaratoria en su página web especificando que los autónomos podrán seguir aplazando el IVA y el IRPF bajo las siguientes circunstancias: Si la deuda es inferior a 30.000 euros, no será necesaria la aportación de garantías...
¿Hasta cuándo tengo que guardar los documentos?

¿Hasta cuándo tengo que guardar los documentos?

Nuestro archivo de papeles está siempre abarrotado y todos los años nos hacemos siempre la misma pregunta: ¿Hasta qué año puedo tirar la documentación de la empresa? Conforme las normas mercantiles, los libros de contabilidad y todos los justificantes que los soportan deben conservarse, al menos, durante seis años a contar desde el último asiento realizado. Por lo tanto, en la mayoría de los casos habrá que contar los seis años desde 31 de diciembre en adelante. Por ejemplo, la contabilidad de 2015, junto con las facturas y demás documentos que la soportan, deben guardarse hasta el 31 de diciembre de 2021. No obstante, la norma fiscal obliga a conservar ciertos documentos durante más tiempo. Por ejemplo, si la empresa tiene bases imponibles negativas pendientes de compensar, se deberá conservar la contabilidad  y toda la documentación acreditativa durante, al menos, diez años. En el caso de que la empresa esté dotando amortizaciones del inmovilizado, se deberán conservar las facturas de los inmovilizados hasta que Hacienda ya no pueda revisar ningún ejercicio que contenga como gasto las citadas dotaciones. La casuística no acaba aquí ya que, por ejemplo, la Ley del IVA tiene también sus casos particulares así como las interrupciones que se producen cuando presentamos declaraciones complementarias. Por lo tanto, sea prudente a la hora de desprenderse de la documentación mercantil de un ejercicio.   NO SE PIERDA NUESTRO RESUMEN DE PRENSA EN LA SECCIÓN DE...