Nuevas normas para relacionarse con la Administración

Nuevas normas para relacionarse con la Administración

A partir de este mes de octubre entra en vigor la nueva Ley 39/2015 que regula el Procedimiento Administrativo Común en las Administraciones Públicas. Esta Ley regula las relaciones entre los ciudadanos y las administraciones. Las principales novedades que presenta dicha norma son: Se declara el sábado como día inhábil, unificándose de este modo el ámbito judicial y administrativo. Se regula el cómputo de plazo por horas, entendiéndose que son hábiles todas las horas de un día hábil. Cuando los plazos se expresen en días se contarán a partir del día siguiente a aquel en que tenga lugar la notificación. Igualmente ocurre lo anterior cuando el plazo se fije en meses. Si en el mes de vencimiento no existiese el día, se entenderá que el plazo expira el último día del mes. Si el último día del plazo es un día inhábil, se entenderá prorrogado al primer día hábil siguiente. Las notificaciones se realizarán preferentemente por medios electrónicos. Entre otros, la Ley obliga a las entidades sin personalidad jurídica a que se relacionen con las administraciones públicas de forma electrónica. Entre estas entidades se incluyen a las asociaciones, las sociedades civiles, las comunidades de bienes, las herencias yacentes y las comunidades de propietarios. Esta relación electrónica comprende tanto las notificaciones como la presentación de documentos y solicitudes a través de registro. Los interesados no estarán obligados a presentar documentos que hayan sido elaborados por cualquier administración o que hayan sido aportados con anterioridad por el interesado a cualquier administración. Tampoco se exigirá la presentación de documentos originales. Bastará con la presentación de una copia. Todas las notificaciones que se...
¿Qué pasa con los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades?

¿Qué pasa con los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades?

En los últimos días las modificaciones del Impuesto de Sociedades han ocupado los titulares de los principales medios de comunicación. Lo primero que tendríamos que tener en cuenta es que dichas modificaciones sólo afectan a las empresas que facturan más de 10 millones de euros. Además, pese a lo que se va divulgando en la prensa sobre una subida de presión fiscal, esto no es así ya que la medida sólo supone un adelantamiento de tesorería para Hacienda y una descapitalización para las empresas pero no un aumento de la presión fiscal. El nuevo sistema implica que a lo largo del año se anticipará tesorería a Hacienda y en la liquidación del Impuesto sobre Sociedades se recuperará ese adelanto pagando menos. La noticia ha saltado a la palestra tras la aprobación del Real Decreto-Ley 2/20016 de medidas tributarias dirigidas a la reducción del déficit público, mediante el que se ha modificado el régimen legal de los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades. Esta norma establece una cantidad mínima a ingresar a través del pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades para los contribuyentes cuyo importe neto de la cifra de negocios, en los 12 meses anteriores, sea igual o superior a 10 millones de euros. Esta cantidad será del 23% del resultado positivo de la cuenta de pérdidas y ganancias. Lo que es evidente es que tal adelantamiento financiero tendrá un efecto positivo en el déficit de este año ya que se adelantan recursos que estaban previstos recibirse en 2017. Pero la solución resuelve sólo en parte el problema pues  para el 2017 ya no se contará con los recursos que,...